Actitud Positiva

 

A continuación te damos algunos consejos para que aprendas a encarar las situaciones negativas que surgen en la vida de forma más optimista o positiva.

 

  • Ante cualquier adversidad, trata de pensar tranquilamente y racionalmente  y verás que las cosas no son tan malas como parecen y que casi siempre se puede rescatar algo bueno de las cosas malas que ocurren. Si esto no te sale de forma natural, esfuérzate por encontrar lo bueno y escríbelo en una hoja. Si aún así eres incapaz de ver lo bueno, pídele a algún familiar o amiga que sea optimista que te ayude a encontrarlo.

  • Una vez analizada la situación y lo que te ha ocurrido (y en la que posiblemente habrás identificado ya algunos aspectos positivos), no te lamentes por lo que ha ocurrido sino que centra todos tus esfuerzos en encontrar una solución o a analizar posibles soluciones para salir del problema. Centra en esto toda tu energía y rechaza todo pensamiento negativo que venga o llegue a tu mente. Escribe el plan de acción o las posibles soluciones en una hoja de papel para que no se te olviden.

  • Cada vez que te vuelvan los pensamientos negativos sobre esa situación, saca el papelito que habías escrito y reléelo. De esta forma, sustituirás los pensamientos pesimistas por pensamientos positivos y centrarás tu pensamiento en ver los aspectos buenos y a mentalizarte de lo que vas a hacer en lugar de lamentarte por lo que ha ocurrido. Rechaza así cualquier pensamiento negativo que te pueda llevar a una actitud pesimista.