Cirugía láser

Los avances tecnológicos que ha habido en el campo de la oftalmología y de la cirugía láser durante los últimos años han sido significativos. En la actualidad, la gran mayoría de las personas tienen la posibilidad de corregir sus problemas de la vista a través de la cirugía láser. Muchas personas eligen la cirugía láser para evitar el uso de gafas o lentes de contacto, ya sea por lo incómodas que resultan o por razones estéticas.

Debido a la precisión del láser, este tipo de cirugía se convierte es la mejor opción para operar un órgano tan delicado como es el ojo. Gracias al láser excimer, se pueden corregir, con una alta probabilidad de éxito, los problemas de miopía, de hipermetropía, de presbicia y de astigmatismo. Se trata de una operación bastante simple, que no requiere de hospitalización y que se realiza muy rápidamente. Sin embargo, es importante que antes de la operación se hayan tomado todas las precauciones para asegurarnos que no habrá ningún problema. Antes de la operación, es importante hacer una consulta previa con el oftalmólogo para que determine si la cirugía láser ocular es la opción más conveniente. Algunos de los requisitos que se exigen para poder realizar esta intervención es tener mas de 18 años y en lo posible mas de 21, para asegurarse que el ojo ha terminado de madurar. También es importante que no haya habido cambios en la vista durante los últimos años, ya que para poder realizar esta operación, la vista necesita estar estable.

La cirugía láser es una buena opción para aquellas personas que tienen una graduación muy alta, debido a que en estos casos las gafas se convierten en una verdadera molestia y estas personas no pueden vivir sin ellas.

Cuándo la graduación es más bien baja, habrá que poner en una balanza si vale la pena someterse o no a esta intervención para no tener que usar lentes, o si es mejor seguir utilizando gafas graduadas o lentes de contacto.

 

Fuente: Cirugía Láser