Cómo Elegir un par de Zapatos

Cualquier mujer se siente seducida cuando ve en los escaparates la amplia oferta de zapatos: zapatos para todo el día, zapatos de tacones altos, de tacones bajos, sandalias, taco aguja. Sin embargo, la decisión de comprar un par de zapatos debe tomarse según el estilo de vida de la mujer, para que esta elección no traiga consecuencias negativas en la salud de la mujer

Si quieres comprar unos zapatos, te damos algunos trucos para que puedas elegir el mejor zapato, acorde a tu ritmo de vida. 

1-Piensa para qué necesitas tu nuevo par de zapatos. Ten en cuenta si son de uso diario o si quieres usarlos todos los días. Si es así, deberás elegir tacones bajos o sandalias, ya que utilizar tacones altos trae problemas de circulación, deformación ósea y fatiga. Nunca elijas ese tipo de zapatos si tu trabajo exige que camines mucho, ya que tus pies te dolerán en exceso y te harán sufrir. Si adoras los tacones altos, puedes comprarte unos para utilizarlos en las salidas nocturnas que son más cortas. 

2- Elige un zapato de calidad. La elección de un buen zapato tiene que mirar tanto a las nuevas tendencias y moda como a la salud y seguridad que pueda brindarte. Primero de todo, elige materiales de calidad. Por ejemplo el cuero o los materiales sintéticos absorbentes tendrán enormes beneficios para tus pies, tales como evitar las ampollas, las temidas micosis y las irritaciones. Piensa que un zapato adecuado es aquel que tiene una horma cómoda, redonda, que le da el suficiente espacio a los dedos del pie para apoyarse sin que estén unos encima de otros. También tienes que tener una buena base para que el pie no resbale y para tenga un punto de apoyo adecuado. 

3- No te encapriches. Si tu motivación para comprarte unos zapatos es únicamente la de seguir la moda, tarde o temprano te comprarás un zapato que te generará problemas graves de salud en los pies como ampollas, malformaciones en los huesos del pie, esguinces o incluso fracturas. No olvides que la incomodidad puede generar caídas que pueden ser fatales. Además, unos malos zapatos te pueden causar: dolor de espalda y acumulación de tensión nerviosa en otras partes del cuerpo. 

3-No ahorres en un buen par de zapatos. Piensa que estás invirtiendo en tu salud. Eso no significa que tengas que gastarte mucho dinero en unos zapatos. Pero no te compres unos zapatos simplemente porque son baratos. Asegúrate antes que son cómodos y que estás cómoda con ellos puestos. 

4- Presta atención a tu pie. Es común que muchas mujeres tengan pies planos o pies cabos. En ese caso, cuando compres un par de zapatos, deberás ir al local con las plantillas correspondientes para probarte el calzado y ver si queda cómodo. 

5-Toma tu tiempo para elegir. Se aconseja comprar zapatos en cualquier horario menos por la mañana ya que los pies pueden retener líquidos y estar más hinchados de lo normal. Cuando los pruebes, hazlo poniéndote los dos zapatos, usando medias acordes, y caminando por la tienda. Si los sientes molestos, no los compres. 

6- Compra el tamaño adecuado. Si vas a una tienda y ves una oferta de unos zapatos que te gustan mucho pero que no tienen de tu número, no te compres unos de un tamaño que no te corresponde, por mucho que te gusten o por muy baratos que estén. Lo que está en juego es la salud de tus pies, por lo que siempre lo que debería primar es que esos zapatos te sienten bien.