Inteligencia Emocional

 

La inteligencia emocional consiste en la capacidad que tenemos de reconocer y manejar nuestras propias emociones así como saber reconocer las emociones de los demás.

Podríamos hablar de dos tipos de inteligencia distintas, como son la inteligencia racional y la inteligencia emocional. Si bien siempre se le ha dado mas importancia a la inteligencia racional y siempre se ha pensado que para tener éxito en la vida había que ser inteligente racionalmente, hoy por hoy, está comprobado que el manejo adecuado de las emociones tiene una gran importancia y un gran impacto en la vida de las personas ya sea para alcanzar el éxito o para lograr ser más feliz.

Las emociones influyen notoriamente sobre las personas. Una persona que está triste no trabaja ni estudia igual que una que está feliz. Sin embargo, es imposible pensar que alguien es capaz de controlar sus emociones hasta el punto de no sentirlas. Es decir, se puede controlar las actitudes que se tienen ante las emociones, pero no evitar sentir esas emociones. Pero lo que si se puede es tener el control sobre las emociones para que no nos desborden y no nos afecten en todo lo que hagamos.

Tanto en el ámbito académico como en el ámbito laboral las emociones ocupan un lugar muy importante. Perder el control de las emociones puede afectar de manera muy negativa sobre cualquier actividad. Por este motivo, es importante poder desarrollar nuestra inteligencia emocional.

Algunas de las competencias emocionales más importantes son, por ejemplo, la socialización, la autoconciencia, la capacidad de comprender lo que le ocurre a los demás y la auto motivación.

A continuación te dejamos algunos consejos para que aprendas a desarrollar tu inteligencia emocional para obtener mejores resultados en la vida:

  • Debes ser positiva. La capacidad de manejar las emociones de la mejor manera posible es una parte básica de la inteligencia emocional. Si te dejas llevar por tus emociones negativas, te va a resultar muy difícil levantarte. Lo mejor es tratar de pensar positivamente para controlar tus emociones de la mejor manera. Posible.

  • Analiza los problemas antes de desesperarte, busca la mejor solución tranquilamente sin caer en un estado de desesperación.

  • Haz ejercicio. El ejercicio físico ayuda a sentirse bien con una misma y por consiguiente a controlar mejor nuestras emociones y desarrollar nuestra inteligencia emocional.

  • Sonríe siempre que puedas, te hará sentir mejor y más seguro de ti mismo. Además de que esta comprobado de que es bueno para el organismo.

  • Se simpática, alegre y sencilla.

  • Expresa lo que piensas y lo que sientes ya que guardar y callarse todo no es sano desde el plano emocional.

Aprender a controlar tus emociones no solo te ayudará a desarrollarte y crecer académica o laboralmente sino que también te servirá para crecer como persona, lograr comprenderte, convivir mejor contigo mismo y ser una persona más feliz.