Timidez

 

La timidez es un estado que nos lleva a actuar de determinadas maneras y nos provoca determinados síntomas cuando estamos en contacto con otras personas, sobretodo si se trata de personas desconocidas o de un grupo muy numeroso de gente.

La gran mayoría de las personas pueden y suelen sufrir cierta timidez en determinados momentos y circunstancias de su vida. Por ejemplo, es natural poder sentir miedo al presentarse en público o sentirse un poco incómodo al conocer gente nueva, o tener un poco de vergüenza a la hora de expresar nuestros deseos, sentimientos y pensamientos más profundos. En algunos casos, esta timidez se vuelve incontrolable, llegando a puntos más extremos y se convierte en un verdadero problema.

Es difícil determinar que es lo que hace que algunas personas sean mucho más tímidas que otras. Algunos de los factores que se piensa pueden influir son: el entorno familiar cuando se es pequeño, la influencia de los amigos y compañeros durante la infancia y cierta predisposición genética de determinadas personas a ser más tímidas que otras.

En la mayoría de los casos, la timidez está muy estrechamente ligada a problemas de autoestima. Una persona segura de si misma probablemente será menos tímida que aquella persona que se sienta insegura de si misma y de sus capacidades. Muchas personas pueden volverse tímidas y padecer una vergüenza excesiva cuando están con otras personas, debido que no se sienten seguros de si mismos y tienen miedo de mostrarse tal como son, de expresar sus gustos y opiniones y poder ser rechazadas por ello.

Las causas mas comunes de la timidez suelen ser:

  • Sobreprotección durante la infancia

  • Padres muy autoritarios que no permiten al chico desenvolverse ni expresarse libremente.

  • Defectos físicos que provocan que uno se sienta inferior.

  • Discapacidades que provocan que una se sienta inferior.

  • Padres sobre exigentes.

  • Ambientes y relaciones que provocan sensación de inferioridad, ya sea económica, intelectual, etc. 

Mas allá de las causas que la originan, la timidez puede convertirse en un grave trastorno para quienes la sufren en extremo ya que el miedo a relacionarse con otras personas puede llegar incluso a paralizar a estas personas. En los casos más extremos, puede llegar a convertirse incluso en lo que se conoce como fobia social. La timidez puede describirse básicamente como la sensación constante de temor ante el hecho de relacionarse con los demás. Temor a expresarse, temor a ser rechazado, y temor a equivocarse delante de los demás. 

Los síntomas más comunes de la timidez son, entre otros: 

  • Dificultad para expresarse en público.

  • Sonrojarse con mucha facilidad.

  • Transpiración excesiva, sudoración en las manos.

  • Sentimiento de inferioridad

  • Evitar situaciones en las que haya que interactuar con otras personas.

  • Evitar conocer gente nueva

  • Introversión.

  • Dificultad para expresar lo que se siente o piensa

  • Malestar y sensaciones extrañas ante situaciones en las que es necesario interactuar con personas desconocidas.

  • Dejarse manipular por otras personas

  • Tics o temblores.

  • Tocarse obsesivamente el pelo, no saber que hacer con las manos, o hacer algún otro movimiento especifico cuando se está con otras personas.

  • Aceleración del corazón.

  • “Nudos” en la garganta y en el estómago.

  • Ansiedad.

  • Tartamudeo.