Lentillas

Las lentillas o lentes de contacto son lentes muy pequeñas que se colocan directamente sobre el ojo y que permiten corregir momentáneamente diversos problemas de la vista. Si bien cumplen la misma función que las gafas graduadas, pueden presentar muchas ventajas para quien las usa, sobretodo porque amplían el campo de visión y son más cómodas de llevar (por lo menos para aquellos que las toleran). Otra ventaja que presentan las lentes de contacto y otra de las razones por la que mucha gente opta por usar lentillas es el hecho de que son casi imperceptibles para el ojo humano, es decir, que los demás no se dan cuenta de que una persona lleva puestas lentillas.

Si bien al principio pueden parecer algo incómodas, o mucha gente puede no animarse a ponérselas directamente sobre el ojo, con el tiempo, las lentillas suelen tener muchas más ventajosas que las gafas de montura. Si bien suelen requerir de mayor cuidado y limpieza, son más cómodas ya que una vez que se ponen por la mañana uno se olvida de que las lleva puesta y puede usarlas todo el día sin problemas. Incluso hoy en día existen lentillas de uso prolongado que pueden utilizarse para dormir.

Las lentillas también presentan muchas ventajas desde el punto de vista estético ya que quien las usa puede dejar ver sus ojos. Además cuando la graduación de las lentes es muy alta y se llevan gafas graduadas, los ojos se ven más grandes o más pequeños de lo que son en realidad. Otra ventaja muy importante es que el campo de visión suele ser mucho mejor con lentillas que con gafas.  Al ir colocada la lente directamente sobre el ojo, permite ver mejor hacia los laterales sin que la montura interfiera en el campo de visión.

Existen diferentes tipos de lentillas, que son:

·        Lentillas rígidas. Fueron las primeras en aparecer y suelen resultar más incómodas y requieren de un mayor periodo de adaptación. Asimismo debido a que son rígidas y el ojo no se puede oxigenar correctamente, es necesario quitárselas cada cierto tiempo.

·        Lentillas semirrígidas o lentillas rígidas permeables al gas. Son un poco más blandas que las lentillas rígidas y por este motivo requieren de un periodo de adaptación menor y permiten al ojo respirar más fácilmente. Este tipo de lentillas no puede usarse durante periodos prolongados de tiempo ni se puede dormir con ellas.

·        Lentillas blandas. Este tipo de lentillas está compuesta de un tipo de material hidrofilico. Esto quiere decir que tienen la capacidad de absorber el agua. Por este motivo las lentillas blandas suelen ser de más fácil adaptación y se pueden llevar puestas durante periodos mas prolongados. Sin embargo suelen requerir de mayores cuidados y necesitan más limpieza.

·        Lentillas desechables. Se trata de lentillas blandas fabricadas para ser utilizadas y descartadas. Estas lentes de contacto tienen una mayor proporción de agua en su composición y por este motivo resultan más cómodas y son de uso prolongado. Además cuentan con la ventaja de no necesitar de cuidados ni limpieza ya que se desechan después de utilizarse.

En los últimos años han ido apareciendo nuevas lentillas que no están pensadas simplemente para mejorar un problema de visión. Hoy en día se puede comprar lentillas de colores que sirven para cambiar el color de los ojos. Ante la inmediata aceptación de las lentillas de colores también han ido surgiendo otras lentillas conocidas como lentillas de fantasía, que permiten tener, sobre el ojo, diversos colores, ojos de animales, formas, y hasta banderas, emoticonos y personajes varios.

 

Fuente: Lentillas