La Mejor Ropa para Cada Tipo de Persona

No todas las mujeres son iguales. Por eso puede suceder que una prenda luzca mejor en una mujer que en otra. A la hora de elegir la mejor ropa para nosotras, no es suficiente guiarnos únicamente por cómo le queda a otra mujer ese modelo ya que el mismo modelo no le quedará igual a dos mujeres distintas. Esto es especialmente el caso si miramos la ropa que usan las modelos de pasarela o los maniquíes, que tienen cuerpos casi irreales.

Para evitar sentirte frustrada, debes saber que cada mujer tiene un cuerpo único. Y aunque podrás perder peso (en el caso que lo necesites) no podrás transformar el tipo de cuerpo que tienes, salvo que lo hagas a través de la cirugía y la cirugía solo puede cambiar ciertos aspectos.

Si no queremos equivocarnos en nuestra decisión de comprar una ropa acorde a nuestro tipo, hay que reconocer el tipo de cuerpo tenemos, para sacarle el máximo partido. 

Mujer delgada y alta. Este tipo de mujer es delgada y plana, con poca grasa en su cuerpo. Esta mujer debe preocuparse por generar la ilusión de las curvas. Para eso, nada mejor que utilizar ropa grande (aunque sin exagerar, con una talla más en suficiente). Por ejemplo, un vestido informal puede usarse con jeans. El grosor de las dos telas dará volumen.
Lo normal es que su busto sea pequeño, su cintura y caderas estrechas y las piernas y los brazos largos. Al comprar ropa tiene que asegurarse de que es lo suficientemente larga, sobre todo los pantalones. La mujer delgada y alta debe evitar las mini faldas ya que harán que las piernas parezcan aún más largas y evitar también las rayas verticales. 

Mujer de grandes pechos. Este tipo de mujer tiene un busto exuberante que marca un desequilibrio con su cadera. Lo que se requiere en este caso es crear un equilibrio, que habitualmente se llama “la forma de reloj de arena”. Esto puede lograrse de manera sencilla: por ejemplo, utilizando una camiseta oscura (negra o marrón) y un pantalón de colores pasteles. De esa manera se podrá énfasis en la cadera y se le quitará volumen al busto. No olvides que el color oscuro tiene un efecto adelgazante.
El uso de escotes que dan la ilusión de longitud, como el escote en V, también ayudará a bajar el tono del voluminoso pecho. 

Mujer de caderas anchas. Estas mujeres deberían poner énfasis en llamar la atención con su busto y así quitar la atención de las caderas. En este caso, se deben utilizar colores oscuros para disimular las caderas y tonalidades claras para el pecho. También se recomienda que utilicen collares y accesorios para remarcar el plano superior del cuerpo. Blusas de cuello barco y camisetas que dejen los hombros al descubierto son buenas opciones para crear un equilibrio con tus caderas. Las mujeres de caderas anchas no deben utilizar pantalones con bolsillos laterales ya que acentuarán sus caderas y le darán mayor volumen. 

Mujer petite. Estas mujeres son de contextura pequeña. Sus cuerpos son cortos y delgados y generalmente tienen pocas curvas. Además tienen poco pecho y casi nada de cintura. Para crear la ilusión de una cintura, se puede recurrir al uso de cinturones de colores fuertes y audaces para contrastar con su vestuario. Un aliado son los zapatos de tacones altos, aunque deberán tener en cuenta que su uso prolongado puede traer aparejado problemas de salud como deformaciones ósea, fatiga y problemas circulatorios graves. 

Mujer con curvas. Las mujeres que tienen curvas deben sentirse privilegiadas. Las curvas son hermosas y no deben ocultarse. Todo lo contrario: deben buscar ropa que las acentúe, sobre todo aquella ropa ceñida.
Si más allá de eso quieren disimular las curvas, deberán evitar la ropa acolchada, y utilizar un único color.