Vencer la Autoestima

La autoestima cumple un papel muy importante en la vida de toda persona. El aprecio, la confianza y la valoración que tenemos sobre nosotros mismos, determinará nuestra forma de actuar, de expresarnos y de relacionarnos con los demás.

A continuación te dejamos algunos consejos para que puedas aumentar tu autoestima y puedas sentirte mejor contigo mismo:

  • Para aumentar la autoestima, es importante saber aceptarse a uno mismo. Es importante matizar que aceptarse a uno mismo no quiere decirse resignarse a las cosas de nuestra vida que no nos gustan y que está a nuestro alcance cambiar.

  • Ser positivo y optimista también ayuda a mejorar la autoestima. Ver todo de manera negativa y pensar que todo sale mal, no nos ayuda a construir una buena valoración sobre nosotros mismos. Es importante entender que somos humanos y que podemos equivocarnos, pero no por ello hay que ver todo de manera negativa.

  • Para elevar la autoestima, hay que evitar las comparaciones. No tiene sentido compararse permanentemente con los demás ya que cada persona es distinta. Es importante quererse por lo que uno es y no por lo que se es o se deja de ser en comparación con las demás personas.

  • Se debe evitar ser perfeccionista. Nadie es perfecto y tampoco hay que pretender serlo. A menudo, es más importante preocuparse por ser feliz que por intentar tener mayores logros académicos, laborales o financieros. Hay que entender que es posible equivocarse y que no pasa nada y no por ello hay que tener una valoración negativa de uno mismo. Muchas personas suelen confundir tener una alta autoestima con tener muchos logros y éxitos en la vida pero estos dos conceptos no tienen porque ir necesariamente de la mano.

  • Para mejorar la autoestima. no hay que anclarse en las malas experiencias del pasado. Si una situación del pasado te mortifica o te hace actuar de determinada forma en el presente, tienes que intentar aprender a convivir con ella, aunque no puedas borrarla ni eliminarla de tu vida. Debes aprender de los errores y permitirte empezar de nuevo dejando atrás lo que te haya afectado.

  • Uno debe de expresar sus gustos y opiniones por más que se trate de una situación cotidiana y sin mucho sentido. Muchas personas no dicen lo que piensan o quieren por miedo a ser rechazadas. Es importante saber demostrar lo que se desea, porque eso significa valorarse a uno mismo y valorar lo que se piensa y se cree.

  • Se debe aprender a decir que no. Decir a todo y a todos que sí, aun en contra de lo que uno siente, suele ser un signo de baja autoestima. Hay que saber que uno vale tanto como los demás. Si no se tiene tiempo, no se puede o no se desea hacer algo, uno no se debe ver en la obligación de decir que si solo por temor al rechazo.

  • Para aumentar la autoestima, es importante saber convivir con uno mismo y saber pasar y disfrutar del tiempo que uno está solo. Esto implica saber escucharse, conocerse, valorarse, y no pensar que solo se vale cuando se está con otras personas.. Esto no significa que uno tenga que llegar al punto de aislarse, ya que la relación con otras personas también es muy importante.

  • Para mejorar la autoestima, se deben valorar los logros y las capacidades. Muchas personas no dedican el tiempo suficiente a pensar en todo lo bueno que tienen y han logrado, porque se pasan el tiempo pensando en aquello que les atormenta. Es importante dedicar un tiempo para pensar en las cosas buenas, incluso puede ayudar hacer una lista de los logros y virtudes. A menudo, esto ayuda a ver cuantas cosas buenas tenemos y que muchas veces no recordamos o que ocultan los aspectos malos.

  • Para subir la autoestima, es importante aprender a hacerse respetar. Si alguien no se comporta de forma justa, no debe dejarse pasar por encima sólo por temor a imponerse y a como podría reaccionar la otra persona. Si uno no se respeta a sí mismo, seguramente los demás tampoco lo harán.