Melatonina, la hormona del sueño

La melatonina es una hormona que produce el organismo para controlar los ciclos del sueño. Esta hormona se produce en la glándula pineal (que se encuentra en el cerebro) y alcanza su pico máximo de producción durante la noche, lo cual induce a la persona a dormir.

Otras funciones de la melatonina incluyen la de mantener la salud de las células y regular la regeneración de los tejidos que sufren algún desgaste, controlar el mal humor y disminuir la fatiga.

Cuando la melatonina disminuye (efecto que puede producirse por una atrofia de la glándula productora, por los efectos de la edad o como consecuencia de otras enfermedades) ocurren ciertas alteraciones biológicas en el organismo. Por ese motivo, los especialistas suelen acudir a terapias de reemplazo de melatonina para paliar los efectos. El reemplazo de melatonina puede ser muy efectiva para combatir las disfunciones sexuales, los efectos del envejecimiento y sobre todo, regular el sueño y controlar los desordenes. El tratamiento de reemplazo hormonal de melatonina, suele ser seguro y no crea dependencias al medicamento. La administración de melatonina genera un sueño natural y progresivo. Además no produce dolores de cabeza el día después de su consumo. La melatonina es ideal para aquellas personas que no pueden dormirse con facilidad y suelen dar vueltas en la cama. Al contrario de lo que ocurre con otros medicamentos que se utilizan para dormir, la melatonina no inhibe el acto de soñar.

El tratamiento de reemplazo hormonal de melatonina debe ser indicada por un médico. En condiciones normales de salud, una persona podrá ingerir entre 1 y 3 mg diarios de melatonina, que debe ser suministrado una hora antes de dormir. Para que la dosis sea adecuada, la persona que ingiere Melatonina no deberá tener dificultades para despertar por las mañanas, ni dificultades para dormir por las noches.

¿Quienes deben evitar el consumo de melatonina?

  • Mujeres embarazadas
  • Alérgicos
  • Enfermos auto-inmunes
  • Pacientes con algún tipo de cáncer (linfoma, leucemia, entre otros)
  • Niños,
  • Mujeres que estén pensando en tener un hijo próximamente (la hormona puede actuar como anticonceptivo).