Reiki

El Reiki es una técnica de origen japonés que persigue lograr un equilibrio en la energía del ser humano. La palabra Reiki está formada por dos vocablos japoneses que son: Rei, que significa energía del universo y Ki que se refiere a la energía de cada persona. El Reiki entiende que los humanos estamos conectados a la energía universal y que cuando ésta (energía) fluye de manera correcta por nuestro interior, la persona goza de buena salud. Partiendo de la base y de la suposición de que existen esas dos energías, el Reiki tiene como meta final producir una interacción armoniosa entre ambas energías. Para lograr esta armonía, se necesita de un maestro (también se le conoce como canal Reiki) y de un paciente. El canal Reiki utiliza su propia energía mental y, como lo dice su nombre, es el encargado de trasmitir o canalizar la energía del universo al cuerpo del paciente y hacer que la energía interior del paciente circule correctamente. El equilibrio de esta energía da lugar a un bienestar físico emocional y mental del paciente.  

El tratamiento de Reiki puede aplicarse tanto para aliviar a animales, personas y plantas de enfermedades o dolencias, como para modificar conductas y actitudes humanas. El Reiki como práctica puede realizarse sobre una persona; sobre sí mismo (es decir, el canal Reiki puede armonizarse a sí mismo por sus propios medios); y a distancia (es decir, el canal Reiki puede no estar presente y armonizar a otra persona a kilómetros de distancia).

¿Cómo es una sesión de Reiki tradicional (es decir, incluyendo un paciente presencial y un canal Reiki)?

  • El paciente se acuesta sobre una camilla, lo más relajado posible. El armonizador (o canal Reiki) puede utilizar sahumerios, esencias y música suave para crear un clima propicio para relajar aún más al paciente.
  • El canal Reiki utiliza las manos sin tocar al paciente y las pasa a 5 centímetros del cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Durante este tiempo, es normal que la persona se relaje tanto que pueda dormirse, o simplemente sienta un cosquilleo en el cuerpo (es el efecto de la armonización de la energía)
  • A medida que va recorriendo el cuerpo, el canal Reiki va realizando imposición de manos en cada sector específico, que variará en función de la afección que se desee tratar, aunque no tocará directamente el cuerpo. El maestro de Reiki utiliza una serie de signos y símbolos imaginarios que irá trazando sobre el cuerpo, y que se utilizan para la canalización de la energía. Estos símbolos se aprenden en los cursos para convertirse en canal Reiki.
  • Generalmente las sesiones duran entre 30 y 40 minutos.

El Reiki puede utilizarse como un complemento de la medicina tradicional. De acuerdo a los profesionales que se dedican a ello, para que un tratamiento tenga efecto, deben realizarse por lo menos 4 sesiones de armonización al inicio y luego puede realizarse una por semana. En España, el precio de una sesión de Reiki puede rondar, en promedio, los 30 Euros.