Salud Emocional

La salud emocional es imprescindible para poder llevar una vida plena, placentera y ser más felices. A menudo, las emociones y los aspectos psicológicos se dejan de lado y se da mucha más importancia a todo lo que tenga que ver con lo racional y con lo físico. Sin embargo, la salud emocional puede ocasionar graves trastornos si no se le presta la atención que merece. Por este motivo, es importante saber escuchar nuestros sentimientos y emociones para poder tener una buena salud emocional. Ante la presencia de síntomas de algún trastorno emocional, es importante estar atentos para evitar que se transforme en un problema mayor. Nuestros sentimientos y emociones son muy importantes y para lograr tener una buena salud emocional es imprescindible que sepas escuchar y entender lo que nos pasa. Solo desarrollando una buena inteligencia emocional lograremos un buen equilibrio en nuestro organismo y, como consecuencia una buena salud emocional. Para conseguirlo, es especialmente importante tener una actitud positiva y afrontar los problemas y lo que nos pasa en la vida de forma optimista.

Algunos de los trastornos más comunes que afectan a nuestra salud emocional son, entre otros:

  • El estrés: Hoy en día, el estrés se ha convertido en uno de los problemas emocionales más comunes, debido a las alta exigencias y al ritmo de vida que llevamos.

  • Timidez, vergüenza extrema y fobia social. No saber controlar nuestras emociones puede ser muy negativo a la hora de relacionarnos con las demás personas. Por eso, muchas personas pueden tener diversos problemas para establecer vínculos emocionales con otras personas.

  • Ataques de ansiedad. Los ataques de ansiedad son, junto al estrés, otro de los trastornos más habituales de hoy en día. Los ataques de ansiedad a menudo vienen motivados por la gran cantidad de exigencias que tiene el día a día.

  • Problemas de autoestima y problemas de identidad. La falta de control sobre nuestras emociones influye negativamente sobre nuestra autoestima y sobre nuestra confianza en nosotros mismos. Es importante aprender a valorarse para poder tener una mejor calidad de vida.

  • El escaso control de las emociones también puede provocar otras emociones como la depresión, los ataques de ira, los ataques de celos constantes debido a la inseguridad y la falta de control de uno mismo.

Para evitar todos estos trastornos y otros que tienen que ver con la salud emocional, es imprescindible aprender a conocer y controlar nuestras emociones, que podemos conseguir a través de nuestra inteligencia emocional. También es muy importante dar a las emociones y a la salud emocional la importancia, el tiempo y el espacio que merecen.