Como vencer el Estrés

 

Lo más importante para vencer el estrés es aprender a dominar nuestras reacciones antes los factores externos que demandan una sobre-exigencia de nuestro organismo. A continuación te dejamos algunos consejos que puedes utilizar como tratamiento para vencer al estrés

  • Tómate tus tiempos. Si ves que algo te está exigiendo más trabajo y más tiempo del que pensabas, no desesperes y tómatelo con calma aunque te lleve más tiempo.
  • Si no puedes con algo, pide ayuda. Incluso cuando se trata de tomar alguna decisión o de algo que te está afectando psicológicamente, compartirlo con las demás personas te ayudará a relajarte y a sentirte más segura.
  • Si la situación se te esta yendo de las manos, busca ayuda profesional. Si el estrés te esta sobrepasando, no esperes a que se convierta en algo incontrolable, busca la ayuda de un profesional que sepa asesorarte, recomendarte algún tratamiento específico y recomendarte qué hacer o que tratamiento seguir en tu caso especifico.
  • Tómate descansos. Si algo te está agobiando, tómate el descanso necesario, relájate un poco con una ducha, con un paseo o con una siesta. Si el estrés te está sobrepasando continuamente, pasar unas buenas vacaciones en un lugar en el que puedas relajarte y descansar pueden ser una buena alternativa o tratamiento para el estrés.
  • Evita perder el control. Cuando ves que algo te está sobrepasando, cuenta hasta 10 y relájate antes de perder el control de ti mismo.
  • Piensa en positivo. Pensar en negativo solo provoca que todo empeore. Piensa en que los problemas o lo que sea que te esté afectando se irá solucionando y vendrán tiempos mejores.
  • Busca alguna actividad que te resulte placentera y que sea tu toma de tierra, pero ten cuidado de que esta actividad no se vuelva en una carga u obligación extra. Esta actividad podría ser cualquier actividad, como por ejemplo regar las plantas, una sesión de masajes, pintar o seguir un curso de fotografía.
  • El ejercicio es un buen tratamiento para el estrés. El ejercicio físico ayuda a mantenerse bien y sentirse mejor con uno mismo, además de relajar al organismo. Si no estás en forma o cuentas con poco tiempo, intenta por lo menos realizar alguna caminata para moverte. Poco a poco sentirás que tienes más energía. 
  • Otro buen tratamiento para el estrés es probar alguna técnica de relajación. Por ejemplo, puedes asistir a clases de yoga o a alguna otra actividad que te ayude a relajar y a conectar contigo mismo.
  • Si te sientes sobrepasada de actividades y ninguna te ayuda a relajarte, trata de ver qué actividades son realmente necesarias y cuales puedes dejar de lado aunque sea momentáneamente.
  • Sé realista con las metas y con las exigencias que te marcas. No es bueno sobrexigirse para el organismo. Deja el perfeccionismo a un lado y preocúpate por sentirte cada vez mejor.
  • Trata de resolver los problemas que están a tu alcance, pero no desesperes por aquellos que no están bajo tu control.