Alerta: Los Peligros del Zapato de Mujer tacón con punta en triángulo

El zapato de tacón con punta en triángulo es uno de los zapatos que más gusta a muchas mujeres ya que estiliza la figura y las hace lucir más sensuales y femeninas. Sin embargo, en la búsqueda de esa belleza, muchas mujeres ponen en riesgo su salud cuando utilizan un calzado que no es acorde al ritmo de vida actual.

Un zapato inadecuado traerá aparejado trastornos en la salud. Para conocer aún más de acerca las consecuencias de un zapato inadecuado debemos saber cómo se reparte el peso corporal en los soportes, que son los pies. En una posición en la que estamos descalzos, todo el peso corporal se reparte de manera equilibrada entre las puntas de los pies y el talón. Cuando, y debido al uso de los tacones el talón se eleva, el peso corporal se distribuye directamente a todos los dedos de los pies, y allí comienzan los problemas. El uso de un tacón de 10 centímetros hace que prácticamente todo el peso se sitúe en la punta del pie.

Uno de los peores males del zapato de tacón alto es que esa elevación excesiva produce deformaciones en el arco del pie. Además, los huesos del pie sienten la sobrecarga y se acortan los músculos gemelos de las pantorrillas, produciendo dolores y molestias. El síntoma más próximo para apercibirse de esto es la fatiga que siente la persona.

Otra debilidad de las mujeres son las puntas afiladas de los zapatos. Lamentablement, esta forma provoca un desequilibrio en los dedos ya que los mantiene aprisionados. El dedo gordo se tuerce (se genera un juanete) y el cuarto y quinto dedo se tuercen también hacia adentro. Los dedos se deforman, los tendones se resienten, y aparecen con frecuencia callosidades de la piel. Si bien estas deformidades son pasajeras, con el uso prolongado del calzado inadecuado, se hacen permanentes.

Todas las mujeres desean utilizar los zapatos de tacón y punta porque asienta los rasgos femeninos y son el complemento ideal para un buen vestido o para estilizar la figura. Por regla general, las mujeres más bajas son las que más recurren a este tipo de zapatos. Sin embargo, los expertos aconsejan que este tipo de calzados se utilice únicamente en las salidas nocturnas, ya que son mucho más cortas y el pie tendrá que soportar menor cantidad de horas todo el peso del cuerpo sobre los dedos.

Si tu trabajo exige que estés todo el día con tacones altos y en punta, es recomendable que al terminar tu jornada hagas masajes en tus pies con alguna crema relajante y que los sumerjas en agua tibia. Igualmente intenta comprar tacones más bajos, para relajar tus pies y tus huesos.