Trastornos del Sueño

Una persona media necesita dormir unas 7-8 horas cada noche para descansar correctamente. Sin embargo, la cantidad de horas que la persona duerme no siempre guarda relación directa con la calidad del sueño. Cuando el sueño se ve interrumpido debido a determinados factores propios del individuo, y esto ocurre con cierta frecuencia, estamos ante lo que los especialistas denominan un desorden del sueño.

Los desordenes del sueño son trastornos que padecen las personas cuando duermen, impidiendo que el sueño cumpla la función reparadora que debería tener. Los desórdenes del sueño pueden venir de diferentes causas, como puede ser el estrés, condiciones psíquicas, hormonales y otras muchas causas. La mayoría de las personas ha experimentado, en algún momento de su vida, algún tipo de trastorno del sueño. Pero cuando los episodios se repiten con frecuencia, pueden tener consecuencias muy directas sobre el organismo.

Los desórdenes del sueño tienen una relación directa en la calidad de vida de quien los padece. Los más habituales son:

 • Apnea del sueño. Las personas que padecen de apnea del sueño, dejan de respirar por períodos breves de tiempo mientras duermen. Esto puede producirse debido a una obstrucción de los conductos respiratorios o porque el sistema nerviosos central no envía la señal para que los pulmones respiren. 

Narcolepsia. Las personas que padecen este trastorno tienen una somnolencia excesiva durante el día, que provoca que se queden dormidas en cualquier lugar y momento. Puede ir acompañada de procesos de cataplejía, de parálisis de sueño y hasta de alucinaciones.

• Síndrome de piernas inquietas. Una persona que padece este desorden del sueño no puede dormirse porque no puede detener el movimiento de sus piernas. Ocurre con frecuencia en personas mayores.

Sonambulismo. Las personas sonámbulas suelen realizar actividades como caminar, comer, mover muebles y hasta conducir un vehículo estando dormidas. 

• Pesadillas y miedo a las noches. Las personas que padecen de pesadillas, ven interrumpido su sueño por pesadillas y sueños raros que los perturban, generando episodios de miedo. En este caso se recomienda una visita al psicoterapeuta ya que estas pesadillas pueden venir como consecuencia de traumas no resueltos.

Insomnio. Una persona insomne tiene dificultad para dormirse con facilidad y su sueño se ve interrumpido durante la noche.

Los desórdenes del sueño suelen estar relacionados con episodios de estrés, ansiedad y con el consumo de medicamentos inadecuados o sustancias con grandes concentraciones de cafeína o de alcohol. Si una persona padece un trastorno del sueño, debe recurrir en lo inmediato al médico, ya que los efectos físicos y psíquicos del dormir incorrectamente pueden afectar de manera importante a su salud y sobre todo la salud de su entorno.