Vencer la Depresión

La depresión es una enfermedad grave que debe ser atendida y tratada como corresponde.

Existen diversos tratamientos contra la depresión que dependerán del grado y del tipo de depresión así como de cada persona en particular.

En primer lugar, para tratar la depresión es importante acudir a un especialista que pueda ayudarnos. Además, es importante consultar con un médico que pueda asegurarnos que realmente se trata de un caso de depresión y no de otro problema como por ejemplo, un estado de tristeza y angustia agudo. En estos casos, el trastorno no alcanzará el grado de depresión y tendrá un tratamiento más simple.

Una vez que se ha confirmado que realmente se trata de una depresión, los médicos determinarán cual es el tratamiento más adecuado para combatirla. En los casos más extremos, podría hacerse necesaria incluso la hospitalización. Por lo general podría ser suficiente un tratamiento psicológico o un tratamiento psicológico combinado con el consumo de fármacos.

  • Combatir la depresión con tratamiento psicológico. La ayuda psicológica suele ser imprescindible para superar la depresión y evitar volver a caer en ella. Existen distintos tipos de tratamientos psicológicos y terapias. La elección de un tratamiento u otro dependerá del paciente y de lo que los especialistas consideren mejor para su salud. Asimismo, los especialistas sabrán determinar la duración y la frecuencia necesaria del tratamiento para poder conseguir unos buenos resultados.
  • Combatir la depresión con un tratamiento de psicofármacos. A menudo puede ser recomendable acompañar el tratamiento psicológico con el consumo de antidepresivos para obtener mejores resultados. Estos medicamentos actúan sobre hormonas y con sustancias del cuerpo humano que tienen una fuerte influencia en la depresión. El consumo de antidepresivos debe ser estrictamente controlado por un especialista. Estos medicamentos también pueden tener efectos secundarios. Por ello, conviene estar atentos a cualquier complicación y siempre contar con el respaldo de un especialista 

En aquellos casos en los que las ideas suicidas son muy frecuentes, es importante que haya un seguimiento permanente de la persona y de su tratamiento, para evitar que la persona que padece de depresión pueda atentar contra su vida.

La duración del tratamiento para la depresión es muy relativo y no existe un tiempo definido que una persona necesite para recuperarse de este trastorno clínico. Cada caso es distinto. En los casos más severos, probablemente llevará más tiempo. Una vez que uno se encuentre mejor anímicamente, es importante seguir con los tratamientos hasta que los médicos consideren que se puede dar el alta, para evitar así una posible recaída u otro posible episodio de depresión unos años después.